Migracion

Marcelo Ebrard y el “Pacto Migratorio” de la ONU

A raíz de las protestas antiobradoristas que se registraron a los pocos meses de que Andrés Manuel asumió el poder, algunas organizaciones e influencers hicieron algunas proclamas respecto del “Pacto Migratorio” firmado por el sistema político mexicano a espaldas de todos, y que establece una serie de compromisos “no vinculantes”.

Marcelo Ebrard, después de firmar el pacto, no solo se comprometió a implementarlo sino a invertir 30 mil millones de dólares para desalentar la migración de centroamericanos a Estados Unidos, lo cual resulta peculiar si tomamos en cuenta que Eslovaquia, Estados Unidos, Chile, Bulgaria, Suiza, Brasil, Hungría, Austria, Australia, Polonia, Israel, la República Checa, Italia, Croacia, y la República Dominicana rechazaron el pacto. ¿Cómo entonces invierten dinero de nuestros impuestos para respaldar la política migratoria de un país que no suscribe el mentado pacto? Después de todo, la administración Trump lo denunció y la de Biden no lo ha firmado.

Ahora bien, los principales “compromisos” que el pacto señala para México son precisamente los siguientes:

1. Reconocer a los migrantes extranjeros como contraparte con derecho a participar en los asuntos migratorios y sociales derivados de su presencia. Además, tendrán en todo momento la posibilidad de negociar con el gobierno del país al que llegaron para obtener “solución” a su problema.

2. Disuadir a las autoridades de verificar el “estatus migratorio” de los menores de edad para que no se les detenga y se les permita transitar libremente por el país. Además, se deberá escolarizar a los menores extranjeros que permanezcan en el país con cargo al erario público.

3. Censurar todo contenido publicado en medios o redes sociales donde se informe acerca de disturbios, actos delincuenciales o conflictos provocados por extranjeros ilegales, so pretexto de que tales denuncias o informaciones incitan a la “xenofobia”.

4. Habilitar viviendas, programas educativos y de movilidad para supuestos refugiados avalados por la ONU. Por tratarse de un compromiso a nivel mundial, la población mexicana de Tapachula, Tijuana o Piedras Negras ahora vive una sobrecarga de servicios públicos gracias a esta medida.

Las contradicciones del acuerdo son numerosas. En primer lugar, porque por un lado, disuaden a la autoridad a detener a los menores migrantes para que puedan transitar hacia las fronteras pero a la vez las obligan a protegerlos, sedentarizarlos y escolarizarlos. ¿Cómo proteger a un menor que deambula en un medio donde podría ser reclutado para el vicio o el crimen?

Varios de estos puntos constituyen una efectiva ley mordaza, contraria a la libertad de expresión, pues como en el caso del movimiento LGBTI, no habrá espacio para discrepancias. Cualquier crítica a un inmigrante irremediablemente será considerada como racismo o como xenofobia, lo cual convertirá a este colectivo en otra minoría instrumentalizada y clientelizada por el régimen.

Además, el hecho de que se otorgue a estas personas el derecho de negociar en condiciones de igualdad ante nuestras autoridades con respecto a la “solución” a su problema, no solo impacta a la población gobernada. En efecto, huéspedes no invitados podrán imponer sus condiciones con anuencia de ONG’s, organizaciones religiosas y autoridades informales, léase polleros y supuestos “defensores” de los derechos humanos.

Todos estos puntos establecidos en el Pacto Migratorio, van imbuidos del lenguaje típico del progrerío sobre la “perspectiva de género”, la “no discriminacion”, el “empoderamiento”, etc. Pero sobre todo, debemos destacar lo siguiente, que es muy probablemente la verdadera razón por la que Marcelo y Andrés aceptaron la firma del pacto:

“Se prestará apoyo a los países que rescaten, reciban y acojan a un gran número de refugiados y migrantes”.

Es indudable que todo es negocio. Mientras más dinero llegue de fuera, habrá mas puestos de trabajo disponibles para los egresados de universidades “humanistas” con conexiones en el gobierno. Todos ellos de izquierda. Siempre comprometidos con la tolerancia, el multiculturalismo y la diversidad.

Con dinero siempre baila el perro.

About The Author

Entradas relacionadas

El progrerío y la repatriación de migrantes sudamericanos

Editor

Respaldamos a la Guardia Nacional. Exigimos deportación.

Editor

Carta abierta a los legisladores sobre la migración.

Editor