Inicio Nosotros Nuestro movimiento

Nuestro movimiento

113
0
Compartir

Nuestro movimiento es una fuerza de combate ideológica y popular orientada hacia la transformación nacional con base en nuestros orígenes guerreros y conquistadores.

Nuestra agrupación promueve la idea de la indianidad positiva, no con el afán de segregar y dividir comunidades, como lo hace el indigenismo, sino como medio para restaurar un sano orgullo nacional y regional en nuestro pueblo, pues solo reivindicando lo propio recobrará México su preponderancia en el mundo hispanoamericano y en el concierto de las naciones.

Si bien no condenamos la participación electoral, el frente no pretende ser otro partido más del gobierno. Por el contrario, somos enemigos del totalitarismo de los partidos políticos, la burocracia y las actuales leyes electorales, que impiden la formación de un auténtico frente ciudadano de cambio.

Los nacionalistas no defendemos ninguna dictadura ni pretendemos enaltecer a una clase o grupo social sobre otro. Somos socialistas pero no estatistas, pues queremos una economía al servicio del pueblo y no del gobierno. Creemos también en el mercado y en la libertad económica, motivo por el cual es absolutamente necesario desmantelar al sistema capitalista, cuyas estructuras de dominación no permiten el libre uso de la creatividad individual.

Queremos una revolución nacional, pero que se encamine a la construcción de una patria nueva y libre, que nos lleve a la evolución natural de nuestra nacionalidad, y no a retrocesos de destrucción y vandalismo.

Nuestro movimiento propugna una sociedad nueva, identitaria y solidaria, sustentada en el ideal de un HOMBRE NUEVO, de aquel que se desprende de sus viejos hábitos, cambiando de piel para asumir una nueva forma de vida, un camino dorado para el espíritu y el trabajo, que le permita trascender sin necesidad de renunciar a una familia, un empleo y una diversión.

Mas aún somos jóvenes y adultos, estudiantes y campesinos, trabajadores y emprendedores, hombres y mujeres, ciudadanos con o sin partido, construyendo un nuevo proyecto nacional alejado de los egoísmos e intereses de grupos, clases y partidos.